jueves, 30 de septiembre de 2010

Pasión y espíritu

Joder.

Me gustaría empezar con una definición de ambas palabras, pero al carajo coño, directos al grano que hoy vengo con fuerza.

Y es que que sería de nosotros sin espíritu o pasión, las cuales voy a tratar como sinónimos porque así es como yo lo veo. En nuestras vidas siempre hay mas momento bajos que altos (este es mi punto de vista claro) y para salir de ellos son necesarias muchas cosas y una de ellas, a mi entender, es una chispa de pasión que te empuje a seguir hacia delante.

Y a veces tenemos que ver en cualquier rincón, un rincón que lleva abandonado mucho tiempo, un rincón que te ha hecho daño pero que te enseña una cosa, no te rindas joder.

El que se detiene cuando está cansado es sabio. El que se detiene cuando está cansado es necio.

No me quites lo que me da alas, no me quites las ganas de vivir. Lléname de fuego, lléname de fuego, no quiero ser como el agua, no quiero ser como el agua. Quiero ser el crepitar del fuego, quiero ser quien ilumine tu alma, elevarme como el humo y destacar entre las nubes.

Si, quiero ser el fuego, un fuego de pasión, un fuego lleno de espíritu, si, lleno de mi espíritu.

Si, quiero ser fuego.