miércoles, 15 de septiembre de 2010

Aceptación

Hace poco me he dado cuenta lo difícil que resulta a veces aceptarse a uno mismo, y que ha habido cosas de mi mismo que he intentado reprimir cuando hay que hacer todo lo contrario, ya que de no ser así tu camino en la vida va a ser más duro.

A veces aceptarse uno mismo, otras veces que te acepten los demás, sendas llenas de preocupaciones pero también de respuestas.

Cuando nos tomamos un momento para observar lo que ocurre dentro de nosotros resulta que suele a ver cosas que no comprendemos y no podemos evitar, cosas que nunca podemos eliminar, cosas que al final hay que aceptar.