sábado, 2 de octubre de 2010

Romper el silencio

Y gritar a los cuatro vientos.

Dejarme en paz, dejarme tranquilo, dejar de joder.

Pero al parecer no lo puedo hacer.