lunes, 1 de noviembre de 2010

Suspiros de invierno

La vida avanza a una velocidad increíble, te puede parecer que vas mas rápido o mas despacio, pero siempre avanza al mismo ritmo, quizás por eso resultan sorprendente. Resulta sorprendente los cambios que se pueden dar en tan poco tiempo, cambios que parecen un viaje de ida y vuelta, ya que al final unos sustituyen a otros, pero todo es lo mismo.
La vida no se lleva mis suspiros de invierno, siempre están ahí, para mi pesar o alegría, esperando para seguir una vez mas, a mi lado. Nunca me van a abandonar, ocultos o no, siempre están conmigo.
Vaya, en cierto modo es un consuelo, saber que hay algo que no te va abandonar por muy mal que lo hagas o porque decides que ya estas harto y que no quieres seguir, los suspiros siempre están contigo, siempre conmigo.

Y a la mierda primavera.