viernes, 19 de marzo de 2010

Aprender y evolucionar

Desde que nace hasta que muere el ser humano está en un constante proceso de aprendizaje y evolución. Aprendemos a vivir, aprendemos a querer, aprendemos a sufrir.

Aprendemos a elegir nuestro camino así como aprendemos a elegir a las personas. Aprendemos, o eso pensamos, a distinguir el bien y el mal.

A lo largo de los años evolucionamos como personas, nunca conseguiremos nuestra identidad, nuestro "yo" definitivo porque siempre estamos evolucionando. Con cada paso, a cada instante, con cada página que pasamos del libro.

En esta lucha que es la vida, yo me busco a mi mismo, busco evolucionar y busco aprender día a día.

Y al final, aunque sea breve, solo por un instante, también busco la libertad.