martes, 22 de diciembre de 2009

Navidad

Y una vez más y como es normal durante estas fechas llegan las vacaciones de navidad, tiempo que por mi parte intentaré aprovechar para relajarme un poco pero sobretodo para estudiar.

Es increible ver como el tiempo pasa tan rápido y sobretodo me quedo asombrado con la velocidad con la que ha pasado este último mes, no se si será por que he estado muy ocupado o que a medida que uno crece el reloj aumenta su velocidad. Y a pesar de no estar en el verdadero final del año me gustaría hacerun breve balanze del mismo como suele ser típico durante estas fechas. Ha sido un año de muchos cambios la verdad tanto a nivel personal como exterior por llamarlo de alguna manera, seguramente lo podría diferenciar en dos etapas pero tampoco quiero entrar en ese tipo de cosas. Tengo la sensación de que este año se ha empezado a establecer lo que será mi yo, uno que va camino del definitivo (creo que no me he explicado bien del todo pero no consigo utilizar otras palabras para esto, al menos por ahora). Bueno y dentro de unos días expira mi primer año de "adultez", al comienzo de un nuevo año espero poder seguir realizando cieros cambios y conseguir algunas metas, y realmente no hay tiempo que perder.

Hoy encuentro que mis dedos se mueven con más facilidad de la habitual y creo que lo aprovecharé. Y como ya he dicho antes es Navidad, siempre han sido unas fiestas que me han gustado; comidas abundantes, regalos, fiestas, unos hermosos paisajes y valores como la amistad, el amor o la unión (aunque esto último no se si considerarlo como tal) aunque realmente lo que veo es que cada año todo esto disminuye y se degenera cada vez más y más y que remedio me queda que echar la culpa a todo el mundo, sin olvidar de entonar el mea culpa.

Cada vez que me fijo esta época siempre me parece una de contrastes, en tiempo frios estamos entre el calor de la gente, tiempo en los que mas notorio se hace los que tienen poco y mas los que mucho, tiempos en los que es díficil dar y fácil recibir. La verdad que prefiero no tener que pensar en eso, mejor ser egoista y centrase en uno mismo ya que cada vez que miro al mundo me desespero y me entran ganas de hacer todo tipo de cosas, que se que practicamente son imposible de realizar lo cual me desespera más y me hace entrar en una especie de espiral.

Cuidado con la Navidad, cuanta más gente más te puedes dar cuenta lo solitaria que puede ser.

A decir verdad hay muchos temas en lo me gustaría profundizar pero creo que aun no estoy preparado. Ya es muy tarde pero la noche, una noche como esta realmente puede llegar a inspirar.

Espero poder seguir escribiendo al menos durante las vacaciones y quizas realizar algunos cambios. Todo se verá.

Felices fiestas.